| 0 comentarios ]

Para preparar químicos fotográficos se requiere estar en un laboratorio, o algún sitio adecuado el cual deberá estar organizado y limpio, con buena ventilación y tomas de agua.

El material básico para la preparación de sustancias son las siguientes.

  • Probetas medianas y grandes, que esten graduadas, pueden ser probetas de un litro a tres, y el material debe ser plástico.
  • Probetas pequeñas o jeringas graduadas desde 10ml.
  • Termómetro de mercurio que mida a partir de 15°C
  • Botellas de plástico con capacidad de un litro a tres, para guardar las sustancias químicas.
  • Una parilla eléctrica, una resistencia, o el acceso a agua caliente.
  • Agitadores de plástico.
  • Bata de laboratorio.
  • Trapo de limpieza.
  • Etiquetas autoadheribles.
  • Plumón de tinta permanente.
Medidas de Seguridad

  • Leer las instrucciones de preparación del químico. Estas se encuentran impresas en los sobres, cajas, envases o un folleto en el mismo producto. También se pueden encontrar en la página web de los fabricantes.
  • No ingerir alimentos.
  • No llevarse a la boca ningun tipo de material utilizado en el laboratorio.
  • Evitar el contacto de los químicos con los ojos, o ingerirlos, si algo de esto ocurre, hay que leer las instrucciones, pues en estas se encuentran las indicaciones en caso de ingesta o contacto y que es lo que se tiene que realizar.
  • Si eres de piel delicada es recomendable utilizar guantes de látex o lo que es lo mísmo guantes quirúrgicos.
Preparacion de las Sustancias

Las sustancias químicas que se preparan vienen en presentación de polvo, líquido, algunos vienen divididos en dos partes, la parte A y B.

Para la preparación en polvo, hay que tomar en cuenta la temperatura si asi se indica en el instructivo, para que la sustancia pueda disolverse adecuadamente y en las cantidades indicadas. En el caso de la preparación de sutancias líquidas solo hay que diluirlas en la cantidad indicada.

Existen dos tipos de soluciones. La primera conocida como stock es de almacenaje, se encuentra concentrada, y tiene una vida útil bastante prolongada. A partir de esta solución se hacen otras soluciones menos concentradas llamadas solución de trabajo que son menos concentradas que el stock, se usa al momento en que se prepara y su vida útil es menor.

Las diluciones de trabajo pueden prepararse en diferentes proporciones como

1:1 1:2 1:3 1:4 1:7 1:20 1:31 1:600

donde la primer cifra corresponde a la porción a utilizar del químico y la segunda corresponde a la cantidad de agua a utilizar.

Entonces la suma de estas 2 cifras se divide entre 1000 ml (un litro de agua) y da como resultado solo una de las partes. enseguida multiplicamos esta por la cifra correspondiente del agua, y el restante es la cantidad del químico.

Posterior a su preparacion se agregan en un envase, indicando de qué químico se trata, la dilución, la fecha de preparación y los usos. Todos los químicos pueden utilizarce aproximadamente ocho veces.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada